Sobre mí

¡Hola! En esta sección me gustaría presentarme, hablar un poco sobre mí y que me conozcas mejor.

Me llamo Esther y soy una madrileña un poco rara, misteriosa y alocada. Desde bien pequeña sentí atracción por el mundo de la literatura, pero reconozco que nunca me había lanzado de cabeza al mundo de la escritura hasta hace bien poco.

Antes, tuve mis pequeños amagos como una vez en la que quedé segunda en un concurso de microrrelatos en el instituto con una historia bastante dramática sobre el número cero, o también otra vez en la que escribí una novela corta con trece años basada en un libro de vampiros y hombres lobo que por aquel entonces estaba muy de moda.

No quise alejarme mucho de la literatura cuando empecé a formar mi identidad profesional, así que estudié lo que antes se conocía como Biblioteconomía y Documentación en la Universidad Carlos III de Madrid.

Reconozco que la historia Cometa sin cuerda no habría visto la luz de no ser por mis dos buenas amigas, quienes me dieron el empujón que necesitaba para plasmarla en papel. Fue una buena decisión, y no me arrepiento de nada.

Como curiosidades, diré que, aunque aprecio el silencio, no me gusta escribir sola. Me siento más cómoda rodeada de gente, especialmente de mis seres queridos. Pero para no distraerme demasiado, siempre me pongo música para que me aísle lo suficiente para concentrarme en la historia. Es un poco rara la combinación, sí. ¿Respecto a la música? Creo mis propias playlists en Spotify con bandas sonoras de películas o series, sobre todo.

Entre mis aficiones, además de escribir, también me encanta leer y descubrir otras muchas nuevas historias. De estas hablo en mi blog Los Libros de Renardel, un espacio propio en la comunidad literaria del que también me siento muy orgullosa. Aparte, también me considero una cinéfila y aficionada a los videojuegos, ¡y al merchandising!

Actualmente estoy inmersa en una nueva historia un poco más ambiciosa y que espero que podáis ver muy pronto. De momento, disfruto del viaje.

Si te animas a leer Cometa sin cuerda, así como las que estén por venir, me alegrará muchísimo conocer tu opinión y compartir contigo todos los secretos que esconden.

Post
Tweet
Pin
Post